Sep 02

¿Qué es Resbalón?

Al igual que yo, hay personas que se confunden con tantos términos usados para describir las técnicas de los delincuentes que quieren entrar sin permiso a los inmuebles. El cerrajero barato advierte sobre la técnica del resbalón, pero muchos no saben en qué consiste, por lo tanto tampoco saben cómo cuidarse de esta situación.

Así como el resbalón existen muchos otras técnicas, pero en este caso escribiré específicamente sobre este tema. Esta técnica no se debería llamar resbalón, sino el método del descuido – es un sarcasmo -, ya que debido al descuido del residente de la habitación o por exceso de confianza, no le pasa una vuelta a la llave de la puerta y es en ese momento donde los delincuentes aprovechan para entran.

Así de sencillo es, cuando vamos a salir aunque sea un momento a cualquier lugar, debemos pasarle una vuelta a la cerradura, porque esto evita que sea mas fácil abrir nuestra puerta, para encontrarnos con la desagradable visita.

El método consiste en deslizar una lamina de plástico, puede ser una tarjeta del banco por la ranura entra la puerta y el marco, para que e pestillo se mueva para abrir la puerta. Esto no sucede si le das al menos un giro a tu llave, cuando sales o cuando permaneces dentro de tu casa.

No es solo al salir, las noticias abundan de delincuentes que entran a las viviendas con los residentes dentro sus casas, los amarran o los encierran en habitaciones, para concretar el delito de robo con mucho más comodidad.

Un cerrajero puede fácilmente abrir una puerta con este método cuando se lo solicitan, pero lo lamentable es que es de dominio público, cualquier persona lo puede hacer sin mayor dificultad.

No solo tarjetas de créditos son usadas, cualquier lámina de plástico delgada es útil para abrir una puerta, hay personas que usan las láminas de radiografías, tengo entendido que por medio del comercio electrónico se pueden comprar laminas profesionales para esta ejecutar esta técnica.

Se llama resbalón, porque la acción de la lámina hace que resbale por la ranura y se mueva el pestillo. Los delincuentes saben lo confiados que podemos ser, es justamente de esa confianza de la que se aprovechan, pasamos de ser confiados a ser víctimas, como cuando se les quita un dulce a un niño. Porque si tienes una buena puerta y una buena cerradura lo más lógico es que las uses correctamente.

Existen opiniones encontradas sobre si es más efectivo, pasar una vuelta o dos a la cerradura, porque tiene el mismo efecto en la resistencia de la puerta; lo que sí es importante es que al menos una vuelta le des a tu cerradura, estoy seguro que bastara para que no la abran al menos con el método del resbalón.

Si nos van a robar, tampoco le vamos a dejar las cosas tan fácil, recuerda que mientras estos delincuentes tomen más tiempo en abrir una puerta, es tiempo que alguien se puede dar cuenta y dar parte a la policía.

error: Content is protected !!