Descuidos que favorecen el robo en las casas

Los ladrones tienen muchas historias por contar, debido a la cantidad de tretas que han tenido que llevar a cabo para perpetrar los robos, aunque también se debe a golpes de suerte, producto de descuidos de los propietarios.

Una ventana abierta o unas escaleras mal ubicadas, son tan solo un par de ejemplos de los muchos que existen. Esto hace ver que la cultura de la seguridad no se trata únicamente de llamar a un cerrajero que instale todos los dispositivos antirrobo conocidos.

Se trata de una serie de variables que debemos considerar a la hora de salir de casa, ya sea a la vuelta de la esquina o por unas vacaciones por tiempo prolongado.

Así que, si has sido objeto de robo producto de los descuidos, o si has contado con mayor fortuna y no has sido víctima de estos incidentes, es indispensable que conozcas los elementos que favorecen el robo de tu propiedad.

  1. Presencia de nieve a los alrededores

Cuando llega la época de invierno, las nevadas se hacen evidentes en algunas partes del globo en mayor o menor medida, y lo que se evidencia son los montículos de nieve aledaños a tu casa u otros lugares.

Donde hay mayor inconveniente es en casa, ya que estos montículos actúan como escondrijos de los malhechores, y resulta difícil que los vecinos y allegados les divisen, por lo que cuando llega invierno hay medidas que debemos tomar al respecto.

Teniendo en cuenta la llegada de esta época del año, debes llamar un cerrajero que mantenga a tono las cerraduras de tu casa, sobre todo cuando te vayas de vacaciones, ya que no hay manera de limpiar los montículos de nieve acumulados.

Esta demás decir, que si permaneces en casa, debes limpiar la nieve acumulada.

  1. Falta de mantenimiento de los jardines de la casa

El mantenimiento de los jardines abarca muchas actividades, entre las que se incluye suprimir los montículos de hojas caídas durante el otoño, podar los árboles con periodicidad, y eliminar aquellos que representen alguna facilidad para los malhechores.

Debes saber que algunos árboles y arbustos sirven de recovecos para los ladrones de la misma manera que las montañas de nieve en las casas, además que un árbol que no es podado sirve de apoyo a los maleantes que deseen internarse a través de ventanas elevadas.

Aunque lo anterior puede evitarse manteniendo las ventanas cerradas, pero quizás lo mejor sea tratar de eliminar toda clase de incertidumbres que implique unos jardines descuidados.

  1. Ventanas abiertas

Un maleante siempre buscara internarse en las casas a costa de lo que sea, y si hay una única ventana que esté abierta, el malhechor aprovechará este canal para iniciar el anhelado saqueo.

Es indispensable que a la hora de salir de casa, ninguna ventana quede abierta, haciendo hincapié a los niños de la casa, que son los que frecuentemente dejan las ventanas abiertas.

Tan solo queda decir, que elimines todo factor de riesgo que incida en los robos en tu casa.